Brota en la serranía de Cuenca, a 950 m sobre el mar, proveniente de agua de lluvias de otros tiempos.

Un enclave privilegiado rodeado de bosques, visitado por reyes y elogiado desde hace siglos por sus bondades y propiedades.

Un único manantial

En la profundidad milenaria de la tierra,entre capas de sedimentos jurásicos, su caudal permanece imperturbable y estable desde tiempos inmemoriales.

21º constantes

Cada gota recorre sus ancestrales poros filtrándose entre minerales puros y equilibrando su composición.

mineralización débil

Cada gota se decanta cuidadosamente aprovechando la ley natural de la gravedad. Sin necesidad de extracción.

Eliminación natural de impurezas

Protegida por la naturaleza, el agua reposa en un acuífero subterráneo inaccesible, para finalmente ser envasada a menos de 100 metros del manantial.

Una bodega de la naturaleza

Nuestro icónico envase la protege de cualquier alteración lumínica para que su sabor y propiedades permanezcan intactas e invariables.

Hasta tí

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios para mostrarles publicidad relacionada con sus preferencias, y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

XCerrar aviso de cookies
X